Info

Dios Habla

Empieza tu día con Dios Te Habla Hoy. Este bendecido y sepa el amor de Dios. Está basado en la liturgia de día.
RSS Feed Android App
Dios Habla
2021
April
March
February
January


2020
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2019
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2018
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2017
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2016
December
November
October


All Episodes
Archives
Now displaying: December, 2020
Dec 6, 2020

Hoy es domingo 6 de diciembre, Segundo Domingo de Adviento. Hoy también celebramos la fiesta de San Nicolás de Myra, obispo del siglo IV que vivió ayudando a los pobres y proclamando el Evangelio de Cristo durante la persecución de los cristianos de aquella epoca. San Nicolás es el santo en quien se ha basado el personaje de Santa Clos. Murió mientras se encontraba encarcelado por dar testimonio de su fe. El Evangelio de hoy nos narra el testimonio de otro santo que, de igual manera, murió mientras se encontraba prisionero. San Marcos nos relata el ministerio de Juan el Bautista. “He aquí que yo envío a mi mensajero delante de ti, a preparar tu camino. Voz del que clama en el desierto: Preparen el camino del Señor, enderecen sus senderos” (Marcos 1, 2-3). Es la profecía del Isaías en la primera lectura de hoy, que nos anuncia a Juan el Bautista como precursor de Jesús. El Bautista predicaba un bautismo de arrepentimiento, para el perdón de los pecados (Marcos 1, 4); una conversión sincera que preparara los corazones para la venida del Mesías. Y el Mesías llegó, pero no todos los corazones estaban preparados para recibirlo. En este tiempo de Adviento, las lecturas de hoy nos invitan a preparar nuestro corazón y estar alertas y esperanzados para recibir al Salvador. El tiempo de Adviento es un tiempo de evaluación, de preparación y de espera. Es un tiempo de evaluar nuestras vidas preguntarnos ¿Cómo está mi corazón; triste, alegre, preocupado, herido? Es también un tiempo de preparación, disponiéndonos a preparar nuestro corazón para Jesús que viene, y preguntarnos, ¿Qué hay en mi corazón que debo cambiar, sanar o limpiar? También es un tiempo de espera; pero con una mente y un corazón abiertos a la espera del Salvador. Por una parte, esperar con alegría la celebración del nacimiento de Jesús este 25 de diciembre y preguntarnos ¿estoy preparando mi corazón para recibir y celebrar a Jesús esta Navidad o me he distraído?; también hay que ser conscientes de que debemos esperar con la misma esperanza y alegría nuestro encuentro con nuestro Salvador el día de nuestra muerto y preguntarnos: ya que no sé el día ni la hora que he de morir ¿me ocupo en preparar mi corazón para ese día?; y por último, la Iglesia nos enseña que Cristo vendrá de nuevo, en su gloria, rodeado de todos sus ángeles (Mate 25, 31-32) y se sentará en su trono como Rey y Juez, y hay que preguntarnos, ¿Cómo encontraría mi corazón Jesús si hoy mismo regresara con toda su gloria y su poder para juzgarme? La predicación de Juan Bautista aún es valida hoy. Debemos de preparar nuestro corazón con un arrepentimiento sincero, para el perdón de nuestros pecados. Dios sabe que no somos perfectos, pero nuestra salvación y santidad no depende del amor y la gracia de Dios solamente, sino también de nuestro esfuerzo. En estos tiempos de pandemia es importante abrir nuestro corazón a Dios, pidiéndole perdón, sanación, paz y fortaleza, para que en esta Navidad, sean cuales sean las circunstancias y nuestra realidad, celebremos a Cristo, nuestro Salvador, con alegría y así reine en nuestros corazones.
Mis hermanos y hermanas, concluyamos nuestra reflexión con una pequeña oración: Señor Jesús, que en este tiempo de Adviento pueda yo preparar mi corazón, con tu gracia y amor, para celebrar tu nacimiento con paz y alegría. Que lo más importante en este tiempo de Adviento y Navidad seas Tú, mi Salvador y Buen Juez. Amén.

Dec 4, 2020

“…Aquel día los sordos oirán las palabras de un libro; los ojos de los ciegos verán sin tinieblas ni oscuridad; los oprimidos volverán a alegrarse en el Señor y los pobres se gozarán en el Santo de Israel; porque ya no habrá opresores y los altaneros habrán sido exterminados…” (Is. 29,18-19).

Dec 3, 2020

Hoy la Palabra de Dios nos invita a una reflexión sobre todo aquel que le dice Señor, Señor, no necesariamente entrará en el Reino de Dios. Bien, para esto pues tenemos unos elementos importantes que debemos tener en cuenta como son: los verbos oír, hacer y edificar. El hombre prudente es todo aquel que Oye y hace la voluntad de Dios; todo aquel hombre imprudente es el que lo Oye la palabra de Dios, pero no hace la voluntad de Dios; para esto el Señor se vale de unos ejemplos y de unos elementos muy claros y muy contundentes para la época y el contexto en el que se estaba desarrollando; como son la crecida de un río, los vientos y la lluvia; estos pueden ser los problemas crisis que cualquier ser humano como tú y como yo pueden tener a diario. Pero solamente aquel que edifica su vida sobre la roca que es Cristo, puede ver estos problemas crisis como oportunidades, pero todo aquel que está edificando sobre arena como no lo dice el Señor, pues va a tener un desastre total, una catástrofe porque definitivamente no basa su creencia no basa su vida en la Palabra de Dios. Adicionalmente, podemos encontrar un paralelo entre el hombre que edifica sobre roca y el hombre que edifica sobre arena, el hombre que edifica sobre roca, que es el hombre prudente, puede ver siempre en los problemas, una oportunidad de crecer y aprender, de recapacitar, de reflexionar y todo aquel imprudente hombre imprudente, que construye su casa es decir, su vida, su corazón sobre la arena, pues va a tener siempre en los problemas va a tener i va a encontrar siempre la catástrofe, el acabose y no le funcionar bien la vida. Hoy el Señor nos invita a ser prudentes y ya que estamos en este tiempo de adviento donde hemos celebrado ya la fiesta de Jesucristo Rey del universo, podemos ya viendo y proyectándonos un poco hacia las novenas que vienen donde hablamos de la prudencia que hace verdaderos, sabios podemos basarnos en la prudencia para poder decirle al Señor que verdaderamente es el Rey de nuestra vida.

Dec 2, 2020

En aquel tiempo, llegó Jesús a la orilla del mar de Galilea, subió al monte y se sentó. Acudió a él mucha gente, que llevaba consigo tullidos, ciegos, lisiados, sordomudos y muchos otros enfermos. Los tendieron a sus pies y él los curó. La gente se llenó de admiración, al ver que los lisiados estaban curados, que los ciegos veían, que los mudos hablaban y los tullidos caminaban; por lo que glorificaron al Dios de Israel.

Dec 1, 2020

“Dichosos los ojos que ven lo que ustedes ven. Porque yo les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron”.

« Previous 1 2