Info

Dios Habla

Empieza tu día con Dios Te Habla Hoy. Este bendecido y sepa el amor de Dios. Está basado en la liturgia de día.
RSS Feed Android App
Dios Habla
2021
April
March
February
January


2020
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2019
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2018
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2017
December
November
October
September
August
July
June
May
April
March
February
January


2016
December
November
October


All Episodes
Archives
Now displaying: Page 1
Dec 9, 2020

“Ya viene el Señor para salvar a su pueblo. Dichosos los que estén preparados para salir a su encuentro” (Aclamación antes del Evangelio). Un bendecido y hermoso día para todos ustedes, nuestros queridos hermanos en Cristo.
El Evangelio de hoy nos dice: “En aquel tiempo, Jesús dijo: ‘Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y Yo los aliviaré. Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque Mi yugo es suave y Mi carga, ligera’.” QUE HERMOSAS PALABRAS! Un mensaje de confianza, esperanza y entrega.
Meditando en el Evangelio de hoy pensaba cuantas veces he sentido agobiada, he sentido que las fuerzas para seguir adelante - con alegría - no estaban ahí. Hoy pensaba como diferente hubieran sido esos tiempos si yo hubiera puesto TODO en las manos de Jesús… pero no… no lo hice… y ahora veo –una vez más- que las veces que sentí abatida fueron SIEMPRE porque ponía TODO en mí- en mis fuerzas… y no en las Manos de Dios.
A pesar de reconcer la promesa de Jesús – “Vengan a Mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y Yo los aliviaré” – muchas veces permito que los problemas me superen ANTES de recurrir a Jesús. Y cada vez que ese problema pasa o es superado me digo: “¿por qué no tuve confianza desde el principio en Nuestro Señor?; ¿por qué permití una vez más que la angustia se apodere de mí en vez de tener esperanza, sabiendo que Dios está en control de todo?; ¿por qué no pude entregar TODO al Señor, sabiendo que Él se encargará -aún mejor que yo- de mi propia vida?. Mi respuesta a todas estas preguntas es “porque no puse a Dios primero”. Lo bueno aquí es que Dios siempre nos espera, y Su promesa es permanente… Él está siempre esperándonos para ayudarnos a cargar con todo lo que sea pesado para nosotros.
Queridos hermanos, pongamos ABSOLUTAMENTE TODO en manos de Dios. Los buenos momentos y los momentos no tan buenos. Pidamos constantemente Su presencia en nuestras vidas, aún en lo más básico, como por ejemplo, “por favor ayúdame Señor a que hoy no se queme la salsa que estoy cocinando.” Cada vez que invocamos su nombre, aún para cosas cotidianas, es una manera de reconocer que Él es Nuestro Señor, Él está en control de todo… y así debemos querer que sea.
Oremos juntos el Salmo Responsorial: “Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga Su Santo Nombre. Bendice al Señor, alma mía, y no olvides de Sus beneficios. Bendice al Señor, alma mía. Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; Él rescata tu vida del sepulcro, y te colma de amor y de ternura. Bendice al Señor, alma mía.” (Sal 102, 1-2. 3-4) Amén.

0 Comments
Adding comments is not available at this time.